La forma de comprar y la forma de vender están evolucionando a velocidad de vértigo, especialmente en las empresas Business to Business (B2B). Y las posibilidades de conversión una vez asumido que internet es la puerta de entrada al mercado están aumentando exponencialmente a medida que la automatización permite dirigir los recursos a las necesidades de un cliente empresa de forma individual.